15 Hz Sonido

Es más importante la masterización que la mezcla?

En mis años como profesional del audio, he recibido una gran cantidad de trabajos para masterizar, entre Larga Duración, Singles, Ep’s. La mayoría buenas mezclas, equilibradas. Otras, definitivamente con errores y falencias. Resumiendo el concepto, tema planteado en un artículo anterior, La Masterización es el proceso consistente en estandarizar la sonoridad de una o varias pistas (canciones), que estarán contenidas en un medio de audio (cd, vinilo, pendrive, etc.)  En este proceso se controla la cantidad precisa de agudos, medios y graves, así como también la dinámica (compresión, limitación) y el nivel final de la o las pistas que serán parte de un disco. De esta manera uniformamos la sonoridad de los temas contenidos en un disco y nos aseguramos que el resultado sea  acorde a los estándares del mercado.

  • Una Mezcla bien lograda

Una mezcla correctamente realizada es aquella donde encontramos un buen balance de nivel entre los diferentes instrumentos de un programa musical, así como equilibrio en los espectros de frecuencia entre instrumentos de similares colores tonales. Es importante respetar la sonoridad propia de cada instrumento o modificarlo lo justo y necesario para generar espacio en la mezcla a este mismo u otro instrumento que se mueva en un rango de frecuencias muy cercano. Dependiendo de la cantidad de pistas que existan en el arreglo musical y de la importancia que se quiera dar a cada instrumento, es posible sacrificar parte de la amplitud de una o algunas bandas del rango de frecuencia, de manera que solo quede lo más representativo de un instrumento en particular, siempre cuidando de afectar no más de lo necesario para evitar que el instrumento pierda su naturalidad.

  • La Masterización

Cuando se recibe un trabajo bien balanceado en los aspectos mencionados en el punto anterior, basta con modificar lo necesario para entregar a la mezcla la presencia, el brillo, y el cuerpo preciso y acorde a los estándares de mercado. Cuando no se ha respetado el equilibrio en una mezcla, hay que entrar a corregir excesos o falencias de nivel en algún rango de frecuencia específico, o aplicar compresores multibanda para controlar la frecuencia más representativa de algún instrumento que quedó excedido de nivel o mal ecualizado. Estos procesos si bien solucionan en parte los problemas de la mezcla, no dejan de causar alguna degradación de lo que sí se encontraba equilibrado.

Se me viene a la memoria un caso que apareció en las redes hace algún tiempo, donde una canción fue rechazada por la programación de una radio por no cumplir con ciertos estándares, aun habiendo sido masterizada por un ingeniero reconocido. Al escuchar el master final, en el contexto general efectivamente uno escuchaba todo muy bien equilibrado en cuanto a presencia, medios agudos y bajos, pero al entrar a analizar en particular la ecualización y planos de algunos instrumentos, aparecían las deficiencias técnicas de la mezcla. Eso ni el mejor mastering es capaz de corregirlo.

En resumen, no debe pensarse en la masterización como la solución mágica a las falencias técnicas de la mezcla. Ambas etapas son igual de importantes. Una masterización bien hecha contribuye a mejorar una buena mezcla. O una buena mezcla facilita mucho el proceso de lograr un buen mastering. Pero mezcla y masterización pueden llevar al efecto contrario si no se hacen con buen criterio. Se complementan.

 

Testimonios

Manuel Páez

Alberto Plaza / Festival de Olmué

El sentirse acompañado y entendido son piezas fundamentales de un trabajo en equipo. Cristian con su ...

Alejandro Espinosa Z.

Andrea Tessa, Daniel Lencina, Marco Aldana

Quiero felicitar a Cristian por el gran sonido logrado en 15hz para el disco del contrabajista ...

Paula Vilches

Arkaos / Denun

Trabajar con Cristian en 15hz es muy grato, no sólo por el excelente resultado de su trabajo, ...

Ver todos