15 Hz Sonido

La importancia de una buena elección

IMG_0251.PNGEn muchas ocasiones me ha tocado recibir en el estudio, músicos con instrumentos que no cumplen con las cualidades que se requiere para ser parte del proceso de una grabación de nivel profesional. No creo sea estrictamente necesario contar con la guitarra más cara, ni con el set de batería top del mercado, pero considero que detalles mínimos en instrumentos de buena calidad – digo de buena porque tampoco se puede esperar grandes resultados de instrumentos muy baratos, – son los que marcan la diferencia al momento de realizar una grabación.

Instrumentos de cuerda
Un bajo, una guitarra acústica o una eléctrica, requieren el cambio de cuerdas y la calibración periódica sobre todo al momento de entrar a estudio. Con el tiempo, las cuerdas se destemplan, pierden su brillo y la capacidad de dar correctamente la afinación de una nota. También es relevante la calidad de el blindaje de sus cápsulas, ya que la cápsula de un instrumento económico está expuesto a inducciones y ruidos parásitos lo que generará una toma poco limpia y agregará un factor que nos jugará en contra al momento de lograr un buen resultado final.

La importancia en la elección de nuestro instrumento y complementos. Cada instrumento de cuerda en conjunto con la selección de encordado, cápsula y tipo de circuito es el causante de cada sonido particular. Si además sumamos el amplificador, la coloración del instrumento puede ser muy variada. Hay que tener en cuenta todos estos factores al momento de decidir qué guitarra, qué bajo, qué cápsula, que tipo de cuerda, qué amplificador, qué pedales, formarán parte de la combinación que quiero para el sonido de mi disco.

El Kit de Batería
Uno puede pensar en la batería como un solo instrumento, pero la verdad es que cada pieza de la batería es instrumento por si solo. Un tambor desafinado es un instrumento desafinado en la grabación. Así como las cuerdas se afinan y se reemplazan en las guitarras, los parches serían el equivalente en los tambores. La elección del parche genera una diferencia muchísimo mas notoria que en la selección de cuerdas en las guitarras. Hay un universo de variedades de marcas y modelos de parches de batería. Algunas series con sonidos cercanos entre diferentes marcas, otros con sonidos muy particulares. No cualquier parche es bueno para cualquier estilo de música. El jazz, el rock, el pop, piden sonidos diferentes. Existen parches que generan una gran cantidad de armónicos y poco sustain (duración), y otros con mucha profundidad y cuerpo con con sustain largo. El tema es bastante extenso y complejo pero que debe estudiarse y entenderse al momento de decidir que parche comprar para el estilo musical que se hace.

Retomemos la afinación. La afinación de cada tambor (caja, tom, bombo) tiene mucho mas complejidad que la afinación de in instrumento de cuerda. Una guitarra tiene 6, 7, 8 afinadores, pero el tambor mas pequeño tiene 8 y de ahí hacia arriba. Entre los del parche superior y el resonante, una caja tiene 20 afinadores. El truco es hacer que cada afinador quede entregando la misma nota. Cuando un afinador esta fuera de tono la resonancia es dispareja y genera armónicos disonantes.

Al igual que las cuerdas, el parche pierde brillo y se destempla, por lo que el cambio de parches debe hacerse un par de días antes de la grabación. Afinar, tocar, volver a afinar hasta que se asiente.

Los rings y apañadores son útiles en la búsqueda del sonido que uno quiere para el disco, pero eso una vez que se haya conseguido afinar correctamente la batería.

Quiero dedicarle un comentario especial al Bombo. En muchas ocasiones me ha tocado recibir baterías que vienen con el parche frontal del bombo sin perforación. Si tu estilo es el jazz, o el rock de zeppelin, tienes muy claro lo que buscas. Pero si vas a usar o no, pedal doble y quieres definición con ataque y sonido de parche, la perforación en el parche resonante es un deber. El rock, el metal, el pop requieren ese sonido definido que da el micrófono dentro del bombo.

Los Platillos
Cada platillo es un instrumento más en nuestro set de batería. En este punto el precio es un factor muy importante. Un platillo barato la mejor utilidad que podrá tener es un sonido “efectista”, ya que por lo general tienen armónicos disparejos y tonos muy marcados, elementos poco deseables para un sonido estándar en un disco. Ya pensando en platillos de nivel medio, es posible encontrarse con sonidos cercanos a los que podría entregar un platillo de gama alta. La selección de la sonoridad del platillo también guarda mucha relación con el estilo musical que se hace. El pop, el rock, el metal, el jazz requieren en general, sonidos particulares. Hay sonidos secos, poco sustain, sonidos oscuros, mucha estridencia. Hay que tener claro que se quiere para el estilo que se hace. Por ejemplo, en los estándares sonoros un ride de campana pequeña para rock carecerá de carácter. Un ride seco para el pop tampoco es el sonido que el estilo pide.
En la música todo es relativo, pero la industria musical ha instalado ciertos estándares con los que hay cumplir para poder conseguir el sonido de esas bandas que planteas como referentes sonoros.

Testimonios

Manuel Páez

Alberto Plaza / Festival de Olmué

El sentirse acompañado y entendido son piezas fundamentales de un trabajo en equipo. Cristian con su ...

Alejandro Espinosa Z.

Andrea Tessa, Daniel Lencina, Marco Aldana

Quiero felicitar a Cristian por el gran sonido logrado en 15hz para el disco del contrabajista ...

Paula Vilches

Arkaos / Denun

Trabajar con Cristian en 15hz es muy grato, no sólo por el excelente resultado de su trabajo, ...

Ver todos